lunes, 22 de octubre de 2012

New Old Knicks 2013

Te dicen hace 10 años que un equipo ha firmado en la agencia libre a Jason Kidd, Marcus Camby y Kurt Thomas y piensas: Hell yeah!. La realidad es que aquí el más jovenzuelo del nuevo triunvirato knickebocker es Samurai con 38 y lleva un mileage de cuidado (leñero Thomas, ídolo de aquí el que escribe, hizo 40 palos el 4 de Octubre).

1999... good ol' dayz...


Con esto voy a que los refuerzos del equipo de la Gran Manzana, a pesar de aportar una siempre necesitada dosis de veteranía y liderazgo, no parece que vayan a auparles a lo más alto de la NBA a estas alturas de sus carreras. A esos refuerzos hay que añadir algunos algo menos veteranos como el ex-Bull Ronnie Brewer para el perímetro, o zampabollos Felton, que está por ver si se toma el año con más profesionalidad que en Portland, con menos no parece posible.

La pasada campaña, incluso aun bajo el mando de Mike D'Antoni, la defensa estuvo en un nivel más que decente gracias a la presencia de Tyson Chandler en la zona. Tras varios años entre los 10 peores equipos en defensa, esta temporada, especialmente tras ponerse Woodson a los mandos, lograron situarse como la quinta mejor defensa de la liga. Hay que tener en cuenta que dos de sus peores defensores (you know who) se perdieron bastantes partidos este año.

El ataque, sin embargo, estuvo por debajo de la media. ¿Cómo es eso posible, teniendo 2 múltiples All-Star como Carmelo Anthony y Amar'e Stoudemire en el roster? Bien sencillo, porque este deporte no es una suma de individualidades como Dolan parece pensar, sino una sinergia en donde el producto global, el equipo, es lo más importante. El spacing del equipo hace aguas con el mal llamado Big-Three en el campo; Melo abusa de ISOs y mid-range sin ser especialmente eficiente, Stat ha dejado de ser ese gran anotador de Phoenix y ni siquiera sigue siendo igual de solvente en el pick-and-pop, y Chandler no sabe anotar más allá de las inmediaciones del aro. Los esquemas ofensivos tampoco es que ayuden en demasía con Woodson al aparato, demasiado one-on-one y pocas combinaciones entre los mejores jugadores en ataque. Miami sufrió algo este fenómeno cuando juntó su particular Big-Three, con la diferencia de que esos 3 jugadores son mejores y más inteligentes, y aun así han buscando formas creativas de moverse sin balón a fin de ser lo más efectivos posibles.

Así que entran en una nueva temporada, por suerte sin la dichosa Linsanity a cuestas gracias al efecto Morey, con nuevas ilusiones en el seno de la franquicia pero por mi parte con poca confianza de que sean competitivos en post-temporada. Necesitaría mantener el nivel defensivo durante más de 100 partidos (doubtful) y acercarse a la élite de la liga en ataque (much more doubtful). A lo anteriormente mencionado hay que añadir que su sixth-man es nada más y nada menos que esa máquina de conceptos tácticos llamada J.R. Smith. Nuff said.

A continuación un repaso individual:

Carmelo Anthony: por el bien de los asistentes al Madison Square Garden espero que se le pegue un poco del espíritu que demostró en los Juegos Olímpicos. Talento como pocos en la historia, pero el trabajo duro no acompaña. Gran anotador pero excesivamente dependiente de isolation-sets y de retener el balón para anotar, teniendo la capacidad de ser mucho más creativo off-ball. Defensivamente está lejos del nivel que podría dar, y a estas alturas de su carrera no creo que la cosa vaya a mejorar mucho más. Está por ver si puede compenetrarse con otro gran anotador y ganar partidos. Hasta ahora los dos últimos casos con Iverson y Stoudemire, agua.

37 puntos en 14 minutos... claro que no es lo mismo Nigeria que Miami

Tyson Chandler: el jugador más importante del equipo, auténtico sustento de una defensa que sin él hace aguas a nivel Bobcat. Eficiente de cara al aro, pero eso es fácil cuando sólo te dedicas a hundirla y poco más. Solvente en el pick-and-roll, ha mejorado desde la línea lo suficiente como para poder jugar los minutos decisivos. Todo un profesional, si fisicamente se mantiene entero hará notar su presencia.

Amar'e Stoudemire: poco queda de aquella maravilla en el pick-and-roll que destrozaba el aro una y otra vez con Nash a su vera. Rodilla, ojo, mano (es lo que tiene hacer amigos con el extintor xd)... una suma de lesiones ha hecho que pierda parte de su explosividad, y consecuentemente su juego ha bajado unos enteros. Compartir la zona con Chandler y no tener un gran base para el 2-men-game no le ayuda demasiado tampoco. Su tiro de media distancia, otrora de cuasi-élite, parece que le va abandonando. Ha entrenado 2 semanas con uno de los más grande jugadores de todos los tiempos, Hakeem Olajuwon, para jugar en el poste bajo, algo que no ha hecho demasiado en su carrera. Aunque es algo útil está por ver si le será útil al equipo tal y como está montado.

Raymond Felton: del club de fans de McDonalds, no ha vuelto a ser el mismo desde que se fue a mitad de la temporada 2010-11 a Denver en el traspaso de Melo. En Portland como apunté anteriormente dió el nivel de su temporada rookie... está claro que el ambiente no era el mejor pero le ha faltado profesionalidad. Quizá en su regreso vuelva al nivel (bastante bueno, dicho sea de paso) que tuvo en aquella media campaña en los Knicks. Por lo visto en la pre-season no apostaría por ello.

JR Smith: dechado de virtudes físicas y técnicas... y hasta ahí. Encefalograma plano y escasa voluntad para jugar en ambos lados de la cancha, aunque le vi cierta mejora en los partidos con Woodson. Está por ver si se centra toda la temporada. Sexto hombre aunque he leído que no quiere seguir saliendo desde el banco, veremos si causa algún problema en el vestuario.



Ronnie Brewer: escolta titular por aquello de darle equilibrio al quinteto. Buen defensor, posicional y en líneas de pase, con experiencia en la liga de la mano diferentes coaches de gran nivel, en ataque es un jugador bastante limitado con un rango de tiro escaso. Corta y define bien cerca del aro, pero si el sistema ofensivo se basa en aclarado para las estrellitas no esperaría más de 6 puntos y bajos porcentajes de tiro.

Jason Kidd: uno de los favoritos aquí en ATZ, longevísima carrera en la mejor liga del mundo casi siempre a gran nivel. Desgraciadamente los años no pasan en balde, y el que fuera el mejor base de la liga es ahora suplente de Felton. Aportará dirección de juego e inteligencia, pero su defensa, en su día de élite, hace mucho que bajó del nivel medio de la liga. ¿Conseguirá trasmitir algo a Melo? That remains to be seen.

Kurt Thomas: draft del 95 tras terminar el ciclo universitario... con eso se dice todo. Experiencia, faltas duras, buena defensa y un ocasional tiro de media distancia es lo que obtienen los Knicks en la segunda etapa del bueno de Kurt en la franquicia. Cumplirá con su rol, pero obviamente sus mejores días pasaron hace más de un lustro.

Marcus Camby: 13 millones en 3 años han firmado al bueno de Samurai... no sé si será un buen negocio, de momento empieza con problemas físicos, algo que ha sido la tónica de su carrera. Rebote e intimidación es lo que viene a aportar a estas alturas de su carrera, toda vez que su juego ofensivo lleva años yendo a menos. No creo que juegue muchos minutos, pero será un buen suplente de Chandler.

Steve Novak: el jugador con mejor porcentaje de tiro de 3 la pasada campaña se ha llevado el contrato de su vida. Poca utilidad en cancha más allá del catch-and-shoot (fue asistido en un 95,2% de los tiros que metió), pero con los problemas de spacing del equipo es bastante útil en tiempo limitado. En la imagen de abajo se ven sus zonas de tiro (imagen cortesía de VORPed) , no creo que os sorprenda.
Lay-ups? Hell no!


Iman Shumpert: en circunstancias normales le hubiese puesto en lugar de Brewer, pero tras la grave lesión sufrida en los play-off (Torn ACL y menisco) está por ver cómo y cuándo regresará a las canchas. No fue un anotador espectacular ni especialmente eficiente en su primera campaña, pero dio muestras de un potencial defensivo importante, brazos largos, listo y buena colocación. Suerte con la rehabilitación, dudo que veamos su mejor nivel esta campaña.

A esta lista de jugadores habría que añadir a James White, al que imagino que habrán firmado para que levante al público de sus asientos con alguno de sus mates, porque lo que es baloncesto poco; Pablo Prigioni, que tras toda una vida en la ACB se va a cumplir el sueño americano, buena suerte siendo un rookie de 35 años; y otro fan de la parroquia, el gran Rasheed Wallace, que se conoce que se aburría en su casa tras 2 años retirado y los Knicks, ese equipo de pandereta, le han dado más de un milloncejo para que se siente en el banquillo y lance de 3 alguna vez. De momento se ha presentado bajo de forma al training camp lo cual no es novedad, pero dice mucho del compromiso con el que viene. Habrá que ver lo que puede dar de sí.



Dicho esto no creo que el equipo llegue demasiado lejos esta temporada. Se meterán en play-off de forma relativamente holgada, alrededor del 5º puesto; pero a partir de ahí la cosa se complicará bastante, y mucho tendrá que trabajar el staff técnico para superar alguna ronda. Tal y como están las cosas a día de hoy no apostaría mucho por ello, pero una mejora importante en la distribución y movimiento de balón, manteniéndo la buena trayectoria defensiva del año pasado, podría llevarles a cotas altas. ¿Vosotros qué pensáis, sonará la flauta en la Gran Manzana o volverán a vender humo con Chris Paul en 2013 para reconducir el proyecto?

4 comentarios:

  1. COn lo enfangado que esta su limite salarial la venta de humo se tiene que aplazar durante un tiempo... no creo que haya especulaciones con estrellas salvo debacle absoluta.

    Con el resto muy de acuerdo, todo lo que tienen de talento lo tienen de mala organización... vamos que largas a Billups pagándole una pasta para traer a Kidd, Prigi-old-ni y a Bolloman??. Si tienen suerte con cruces y problemas físicos pueden llegar a 2º Ronda (12 años hace que no pasan una ronda de PO LOL) tras una 1º competida... ahí ya no les veo ninguna oportunidad.

    ResponderEliminar
  2. Gran artículo. La organización de los Knicks no hay quien la entienda. A veces creo que hasta un niño de 14 jugando al 2K lo haría mejor que los actuales propietarios. Del ''Big 3'' sobra Stoudemire, pero claro a ver quien se come su contrato

    Anywhere, dentro de lo que cabe los fichajes de este año no estan tan mal, Felton es interesante y Camby y Kidd pueden dar buenos minutos, Thomas y Wallace creo que llegan muy pasados y Prigioni todo lo que aporte estará bien, no le exijo nada. Les veo la 5º-6º plantilla del Este, como el autor del articulo, sufriran bastante para pasar primera ronda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Efectivamente como comentas el problema es STAT, pero le quedan 3 años contando éste a razón de 60 millones... difícil de colocar, y como comenta también HeadUp, tras la amnistía a Billups no pueden cortarle... A ver qué se les ocurre para mejorar la plantilla pero tal y como están no son candidatos al título.

      Eliminar
  3. Los Knicks son la version malvada de los Lakers una franquicia con incluso mas posibilidades que Lakers pero llevada por deficientes mentales.... en fin humo y humo y mas humo, a unos noveles q ya me hacen pensar "joder este año a lo mejor si que..." bah en realidad ganaran dos partidos de PO y haran una Parade por la 5th avenue. Centrandome mas en el equipo el puesto d ebase es un desastre, Felton sigue teniendo cara de comer helado de manteca con huevos y bacon para el predesayuno, Kidd claramente ha venido a vivir la vida y Prigioni... Prigioni me mola, q le vamos a hacer en los Knicks van a flipar con el, pero es un rookie de 35 años. Melo es la version vaga de Kobe y Amare tiene pinta de que ya no quiere estar alli.... en fin. Buen trabajo Demetrius

    ResponderEliminar